Intolerancias alimenticias, desde la mirada de la Medicina BioEmocional.

Intolerancias alimenticias: Lactosa, desde la Medicina BioEmocional.

En este artículo tendré en cuenta este aspecto de el sistema digestivo, como te puede afectar la intolerancia a los alimentos, en este caso la lactosa. Para la

Medicina BioEmocional, dentro del programa básico de supervivencia se encuentra el aparato digestivo, ya que nuestro cuerpo biológico, necesita nutrientes que a través de la comida, podemos incorporar a través de diferentes tipos de nutrientes.

El gluten de las harinas, la lactosa, o las frutillas, o el chocolate, mariscos, pueden ser los probables “causantes” de alergias o intolerancias.

Para entender mejor los conceptos. Te cuento sus definiciones.

Alergia: es una reacción exagerada, a un determinado alérgeno, que activa el sistema inmunológico. Un alérgeno puede ser un alimento, perfume, material (de la ropa), etc.

Intolerancia: se define como la falta de habilidad y voluntad de tolerar algo, proviene del latín intolerantia.

En este artículo veremos la intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa: se refiere a la incapacidad de digerir por completo el azúcar (lactosa) de los lácteos.

Para digerir la lactosa de la leche, necesitamos una enzima (lactasa), que tiene como función, romper las moléculas de lactosa en glucosa y galactosa, las que si pueden ser utilizadas por nuestro organismo.

A medida que vamos creciendo, esas enzimas desaparecen, y al no poder digerir en forma correcta esas moléculas, estas quedan demasiado grandes para absorberse, quedando en el intestino, luego se fermentan y producen sus síntomas: distensión abdominal, borborigmos (ruidos en el abdomen), y flatulencias, dolor abdominal, a veces náuseas y vómitos, hay otros síntomas menos frecuentes.

Es importante tener en consideración que los mamíferos, producen leche para la alimentación de la cría, en los primeros momentos de la vida, de ese hijo, cada mamífero, produce la leche que es adecuada para la especie que pertenece, y que esta se produce durante un tiempo determinado, hasta que la cría puede alimentarse por sí mismo, después como un proceso natural, se deja de producir leche, y se deja de necesitar la enzima.

Es decir que, lo que primero debemos hacer si consumimos leche y aparece esta intolerancia, es quitar de nuestra dieta ese alimento. Ya cuando notamos que hay mejoría, prácticamente estamos confirmando la relación de la leche con nuestros síntomas, ahora si es importante entender cuál es la causa de esa intolerancia. Me refiero a la causa biológica y emocional.

En lo que se refiere a la biodescodificación, se puede hacer una correlación simbólica, con lo que representan las cosas para las personas. La leche representa a la madre, a la alimentación primordial, y si hablamos de emociones, nos referimos a como fue el amor que recibimos de ese representante que tuvimos de ese amor primordial.

Es decir que es muy importante para la Medicina BioEmocional, revisar el vínculo, con la madre. Y dependiendo del síntoma que expresemos, esto nos puede dar la señal, del tipo de conflicto que se vivió, o sigue viviéndose.

También se puede notar a veces, que determinados alimentos lácteos pueden ser bien tolerados como los quesos, yogures o cremas en este caso se puede interpretar que simbólicamente, queremos cambiar a nuestra madre, o cambiar la forma de relacionarnos con ella.

Los conflictos que pueden estar relacionados con esta manifestación son: de abandono, de falta de protección, de desvalorización, o de separación con la madre.

Con respecto a la homeopatía, que medicamentos puedes utilizar para resolver los síntomas de este problema.

En el caso de presentar borborigmos, distensión abdominal o flatulencias, se puede utilizar:

Chamomilla: en el caso de niños, con dolor abdominal, que calma con la eliminación de los gases y se acompaña de irritabilidad.

Pulsatila: cuando aparece por comer alimentos, feculentos, grasosos, otros.

Lycopodium: acumulación excesiva de gases, por alimentos, con flatos audibles.

Muchas personas toleran pequeñas cantidades de lácteos, como queso o derivados lácteos sin presentar síntomas.

Pero cuando los síntomas son molestos, altera tu tranquilidad y tu vida. Es muy importante tomar medidas, en primer lugar modificar la dieta (eliminar la leche), y realizar la consulta con el profesional. La medicina BioEmocional te ayuda a resolver desde la causa este problema.

Espero que este artículo te haya servido, gustado, si crees que le pude servir a otra persona compártelo. También puedes dejar tu comentario o pregunta, será respondido lo más pronto posible.

Disfruta tu vida. Sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋👋 ¿en qué te puedo ayudar?